Buenas prácticas de productividad operacional

Las buenas prácticas de productividad operacional son un conjunto de metodologías y herramientas que ayudan a las empresas a mejorar e incrementar su productividad, a través de su incorporación en el hacer diario y su apropiación en las empresas.

Existen en el mundo muchos tipos de buenas prácticas productivas. Enplanta propone y ofrece la aplicación de las siguientes buenas prácticas de productividad operacional (BPPO) en las empresas beneficiarias del Programa:

5s

Es una práctica de calidad y mejoramiento ideada en Japón a principios de la década de los 70. Su nombre responde a las iniciales de cinco palabras en japonés: SEIRI o clasificación y descarte, SEITON que significa organización, y se refiere al estudio continuo de la eficacia con la premisa “un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio”; SEISO, que traduce limpieza, manifiesta en organizar el ambiente y la mente del trabajador; SEIKETSU, relativa a la higiene y visualización, al mantenimiento de la limpieza y el orden; y SHITSUKE, que es disciplina y compromiso o la voluntad del trabajador para hacer las cosas como se deben hacer. Las 5s se refieren al mantenimiento integral de la empresa, incluyendo tanto aparatos como el entorno del trabajador, con el propósito de mejorar los niveles de calidad, eliminar los tiempos muertos, reducir los costos y mejorar la calidad de vida de las personas.

Actividades de pequeños grupos

Bajo la premisa: “no hay compromiso sin participación”, esta metodología se fundamenta en el análisis y eliminación de pérdidas por medio de actividades en pequeños grupos interdisciplinarios de trabajo, e incluye actividades de grupos pequeños organizados dentro de la empresa para llevar a cabo tareas específicas en un ambiente laboral. Los grupos tratan temas vinculados a la calidad, los costos, la productividad y la seguridad, entre otros. En cualquier empresa, es posible y necesario fomentar este tipo de actividades tendientes a lograr un mejor trabajo en equipo y obtener la interacción entre sus componentes para mejorar los estándares de la organización.

Sistema de sugerencias

Es una metodología que incentiva la participación de todo el personal, en el fortalecimiento del proceso misional de la empresa. Su implementación se realiza con las directivas para lograr su participación y compromiso activo, como condición fundamental para el éxito del Sistema.

Tiempos y movimientos

Es una metodología para la medición de trabajo, utilizada con éxito desde finales del siglo XIX, cuando fue desarrollada por Taylor. A través de los años dichos estudios han ayudado a solucionar multitud de problemas de producción y a reducir costos. Implica la técnica de establecer un estándar de tiempo permisible para realizar una tarea determinada, con base en la medición del contenido del trabajo del método prescrito, con la debida consideración de la fatiga, las demoras personales y los retrasos inevitables.